Todos las compras incluyen envíos gratis a todo Chile (5 días)

Sentido de pertenencia y dependencia con la naturaleza que nos rodea.

Hoy gracias a la fundación Reforestemos la Patagonia seguimos plantando  árboles a nombre de nuestros clientes. Nosotros hacemos la gestión virtual. Conaf con colaboradores especializados plantan el árbol nativo.

Comparto este artículo de Carolina Jimenez de Santo Domingo.

Es un pensamiento universal y aplicable a muchos lugares de la tierra cómo el nuestro. Puerto Montt Chile. Somos sureños en nuestro país, hay muchos árboles y  parques Nacionales, pero debemos cuidarlos.

Entender y conocer el lugar donde vivimos, en ocasiones, suele ser complicado. La razón es que no se dedica el tiempo o el interés suficiente para indagar sobre la pertenencia y ubicación del entorno que nos rodea, para interiorizar y reflexionar sobre la dependencia que tienen los seres humanos de la naturaleza. Tener conciencia sobre ello, contribuye a valorar lo existente y a respetar los derechos y deberes por cumplir.De esta forma, se podría hacer más “vivible” la  a la que pertenecemos; conservando y utilizando adecuadamente las áreas verdes y el medio ambiente en general.

Influencia para cambiar el medio ambiente

Son los seres humanos quienes tienen el dominio de poder cambiar el medio ambiente. Antes, se deber hacer conciencia si estos cambios son para satisfacer necesidades particulares o de colectividad. También se debe tomar en cuenta que los cambios sean para ayudar al medio ambiente y no para perjudicarlo.
“No siempre podemos transformar los lugares. La geografía soportada es aquella a la que el ser humano, para satisfacer sus necesidades, no ha podido hacer una transformación eficaz del medio geográfico. Existen ejemplos de lugares difíciles, inhóspitos para el ser humano establecerse, entre estos se encuentran La Antártida y el Lago Fuego en Etiopía”, puntualiza Arias.

Asimismo, explica que: “Aunque esta determinación ha traído como consecuencia la destrucción debido a un cambio de uso de los hábitats y ecosistemas naturales. El uso urbano, agrícola, ganadero, minero, turístico, entre otros, ha conllevado a esos cambios, que en muchos casos ponen en riesgo los servicios ambientales que dan sitios únicos, peculiares e insustituibles en el planeta”. 

Carolina Jiménez
carolina.jimenez@listindiario.com
Santo Domingo